No te van alcanzar los dedos para estar re-contra-ultra conectado a todo lo que se viene en aplicaciones para el celu!

Nota de El Pais

El mundo de las redes sociales no está tan repartido como parece. Facebook tiene el trozo más grande del pastel con diferencia, aunque en el entorno móvil es WhatsApp la que reina con amplitud. Según el último estudio sobre redes sociales realizado por el IAB Spain, más de 15 millones de internautas se conectan a estas redes en España y un 89% de ellos accede a WhatsApp a través de su móvil, mientras que tan solo un 69% de ellos lo hace a Facebook desde el mismo dispositivo. Ante estas cifras puede parecer que el dispositivo de conexión influye mucho en el uso que se hace de determinadas redes sociales, algo que también se pone de manifiesto en el avance de Instagram. De hecho, están despegando nuevos formatos de conexión social creados directamente como aplicaciones nativas móviles y que utilizan todas las ventajas del smartphone, tales como la geolocalización, la cámara de fotografía y vídeo, la instantaneidad y la conexión constante.

Swarm y la gamificación social

A pesar de que el antiguo gigante del social media Foursquare esté de capa caída, su aplicación para móvil, Swarm, creada en 2014, tiene bastante aceptación. La red propone que sus usuarios compartan su localización para que otros sepan si están próximos y poder reunirse o al menos comentar sobre los lugares en los que están. Por otra parte, esta red social se apoya en la gamificación para otorgar premios o mejoras en los perfiles a través hacer check-in en determinados momentos: compitiendo con amigos o visitando lugares. El desbloqueo de pegatinas virtuales o stickers y el ansia de coleccionarlos convierte esta red social en toda una competición desenfadada.

Yik Yak, la red social de proximidad

Los ideólogos de esta red social pretendían que tuviera un uso casi exclusivo dentro del ámbito universitario, inspirándose en los comienzos de Facebook cuando conectaba estudiantes de una misma universidad. En Yik Yak el usuario crea vínculos de amistad para compartir inquietudes, ofrecer ayuda, conocer e interactuar con otras personas que por geolocalización están próximas. Muy útil si por ejemplo nos queremos apuntar a un grupo que va al cine o a cenar fuera. A diferencia de otras redes sociales que buscan expandir conexiones, Yik Yak, pretende que las comunidades sean más pequeñas y locales. Los inicios de esta red social no estuvieron exentos de polémica, ya que se hizo viral incluso en colegios donde se registraron casos de ciberacoso a través de esta app. A partir de entonces se restringió su uso a menores de 17 años.

Peach y las palabras mágicas

Se trata de una apuesta de uno de los creadores de Vine, que apuesta igualmente por la facilidad y rapidez en la configuración y envío del mensaje entre usuarios de la red. Peach, además de enviar imágenes en varios formatos y vídeo, tiene una serie de comandos particulares llamados “palabras mágicas” (magic words), que al escribirlas se activan ciertas acciones. Por ejemplo: “echo”, crea una animación con el texto que hemos escrito; “play”, hace que comience un juego en la app; “battery”, envía a nuestros contactos el porcentaje de batería que tenemos; “weather”, la información climatológica de nuestra posición; “mood”, informa de cómo está nuestros estado de ánimo o “caption”, que agrega un texto a una imagen GIF al azar. Son solo algunos de los muchos comandos que aporta.

Musical.ly y sus 15 segundos de fama

Es la aplicación que causa furor entre los adolescentes y que les permite tener sus 15 segundos de gloria. Justo ese es el tiempo máximo con el que podemos crear un vídeo de playback en Musical.ly. Precisamente cantar canciones famosas haciendo gestos exagerados e infinitos movimientos de cámara móvil en mano es lo más popular en esta red social. Aunque también es posible doblar escenas de películas y series o incluso grabar nuestra propia voz. La idea principal es que los usuarios exploren su creatividad e incluso se hagan virales. Igual a los youtubers, pero con muchísimo menos esfuerzo de producción. Detrás de cada vídeo hay una enorme comunidad que opinará, bien y mal, sobre el esfuerzo interpretativo de cada “muser”, nombre que reciben los usuarios de esta red. Por cierto, a diferencia de Snapchat, su competidor más cercano, no elimina los vídeos, así que habrá que esforzarse.

Happn y cómo conocer a personas con las que nos cruzamos

La tecnología ha entrado de lleno en esto de encontrar pareja. Se trata de uno de los nichos de mercado de mayor crecimiento y donde más han aumentado las ofertas de aplicaciones basadas en social media. Happn es una de estas redes sociales nativas móviles que apuestan por las relaciones amorosas. Su propuesta es que conozcamos gente con la que nos cruzamos habitualmente. Para ello Happn, y gracias a la geolocalización, crea un timeline en el que aparecen otros usuarios que han estado en un radio de 250 metros alrededor nuestro en algún momento del día. Solo habrá que interesarse por alguna de estas personas y esperar que surja el crush, es decir, la aceptación de la otra persona por conocernos. Sin este clic la app no permite la comunicación directa entre los dos usuarios. Por otra parte, Happn garantiza la privacidad y seguridad en el uso de su app. Algo imprescindible en este tipo de servicios tanto para evitar acosos, como cotilleos.

Fanbit, social media con sabor latino

Es una red social creada en México y que busca ser un referente en el ámbito latino. Se basa en el juego social, es decir, que convierte nuestra participación en ella en un juego de gamificación. Para ello el usuario obtiene puntos por acciones como: publicar, compartir, crear memes o intercambiar música entre otras cosas. Precisamente el ámbito musical (conciertos, actuaciones, quedadas de fans) es donde mejor se desarrolla esta app. Lo interesante es que los premios no solo son virtuales, sino que también permite canjear los puntos obtenidos por regalos físicos. La red social se complementa con un chat público grupal donde pueden conversar usuarios que comparten los mismos intereses. Fanbit ha recurrido con éxito a la plataforma de financiación de crowdfunding Kickstarterpara aumentar su capacidad técnica y de alcance territorial.

Chatous, de vuelta a los chat de los 90

Chatous es como una vuelta al Internet del pasado pero en los dispositivos de hoy. Se trata de una red social que pretende recuperar el estilo de las plataformas de chat de los años 90, como Ozú o LatinChat, y donde bastará con que introduzcamos un tema de interés en forma de hashtag para que, de manera aleatoria, nos introduzca en un grupo de conversación. Al igual que las de antaño, nos permite cambiar de chat o incluso de nombre de perfil en cualquier momento y además incorpora las ventajas de la tecnología móvil actual como el envío de vídeo, fotos y audio con tiempo de caducidad.

vTime y la vida social a través de avatares

Para terminar, una combinación que parece muy innovadora: redes sociales y realidad virtual (RV). vTime es una red social para la cual hace falta usar unas gafas de RV (tipo Google Cardboard , Oculus Rift, Samsung Gear, etc.). Esto nos sumergirá en escenarios digitales donde seremos avatares e interactuaremos con otros usuarios convertidos en avatares. Se trata de una vuelta de tuerca de juegos de simulación social como Second Life, Sims o Animal Crossing. La gracia es que algunos escenarios de encuentro son realmente remotos, como el Polo Norte, el fondo del mar o la órbita terrestre (hay 19 diferentes). Además al tomar la visión directa de nuestro avatar podemos chatear como si fuera una reunión habitual o incluso hacernos un selfi con nuestros amigos de VTime.

Pagina Veloz te conecta al mundo también, solo tenes que empezar con una pagina web económica como las que hacemos acá y veras como tendras muchos mas amigos!!